Funko Pop Slimer (Cazafantasmas)

Un fantasma amistoso

Slimer es un personaje secundario en las películas Ghostbusters 1 y 2. En esta película, los doctores Egon Spengler, Raymond Stantz y Peter Venkman son investigadores parapsicológicos. Tras ser despedidos de su puesto en la universidad, deciden crear una empresa de cazadores de fantasmas. Su primer trabajo tiene lugar en el Hotel Sedgewick en la ciudad de Nueva York, que está perseguido por un gran fantasma verde codicioso que los Cazafantasmas llamarán Slimer porque está hecho completamente de ectoplasma puro y deja rastros pegajosos. Después de este primer trabajo, rápidamente tendrán más porque la actividad sobrenatural en Nueva York aumenta debido a la presencia del dios malvado Gozer. Al comienzo de la segunda película, su compañía quebró y Slimer se convirtió en una especie de mascota para el grupo.

Un fantasma viscoso

Como su nombre indica, Slimer es un fantasma muy pegajoso que siempre deja rastros de ectoplasma. Por lo tanto, se le representa en levitación y la figura se sostiene sobre las gotas de limo que crean una especie de base para el personaje. Slimer es, por tanto, de un verde muy brillante y de forma bastante redonda. Tiene dos brazos humanos que levanta en una actitud vagamente amenazante. Sus ojos son negros como todas las figuras pop, pero el resto de su rostro es muy diferente a las figuras pop habituales y mucho más expresivo. Tiene una nariz pequeña y redonda y su boca está muy abierta revelando dos grandes hileras de dientes, así como encías y lengua muy rosadas. Las gotas de ectoplasma están representadas en un plástico de un verde igualmente brillante pero ligeramente transparente,