Funko Pop Harry Potter Patronus (Harry Potter)

Un protector

El patronus no es una entidad por derecho propio, sino que es el resultado de un hechizo lanzado por magos para protegerlos de ciertas criaturas malvadas, especialmente los Dementores. Es un hechizo muy avanzado que la mayoría de los estudiantes de Hogwarts no aprenden a dominar hasta tarde, si es que lo hacen. Pero en tercer grado, los Dementores de Azkaban son enviados a Hogwarts para «proteger» la escuela e intentar encontrar a Sirius Black quien escapó. Pero intentan atacar a Harry varias veces, por lo que Remus Lupin le enseña cómo producir un patronus. Este inicialmente no tiene una forma precisa y se parece más a un gran escudo de luz blanca. Pero luego toma la forma de un ciervo, como el de su padre. En quinto grado, cuando Umbridge parece decidida a no enseñarles métodos reales de defensa contra las fuerzas oscuras, Harry inicia un club secreto donde enseñará a sus compañeros de clase lo que sabe, incluida la producción de un patronus.

Una criatura magnífica

Siendo el patronus un hechizo hecho de luz, Funko representó al ciervo en un plástico ligeramente azul y translúcido. Tiene una pata levantada como si estuviera caminando y su cabeza está ligeramente vuelta. En éste encontramos sus grandes orejas y sobre todo sus grandes astas. Finalmente, de sus patas y costados emerge un filamento de luz que representa esta forma etérea y rápida de moverse.